Habilidad 2: La energía (parte 1)

La siguiente habilidad del módulo 1 se centra en los sistemas de energía y se divide en dos partes. A través de este entendimiento, obtendrá una perspectiva general de lo insostenible que se ha vuelto nuestro sistema de energía.Hoy en día, es geofísicamente más difícil extraer petróleo del suelo de lo que era en el apogeo de la revolución industrial. Toda la fruta que se podía coger del árbol porque estaba a mano, ya se ha cogido, y la energía que se devuelve con energía invertida se encuentra en la pendiente descendente de la campana de Gauss.

El pico de nuestro suministro de petróleo

Green-House-factor_177_600x450Al reflexionar sobre la economía de crecimiento industrial, se dará cuenta de que hemos utilizado petróleo para casi todo: envasado de alimentos, transporte, crema de afeitar, pasta de dientes, instrumentos musicales y fabricación. Desde el momento en que nos levantamos por la mañana hasta el momento en que nos acostamos, usamos el petróleo como energía, ya sea de una forma u otra.

Quizás no sea de sorprender que nos estemos quedando sin petróleo tan rápido. El suministro de petróleo de Estados Unidos alcanzó su punto máximo en los 70 y, según BP, la producción mundial de petróleo alcanzó su punto máximo en 2005. ¿Qué significa esto? Esencialmente, hemos llegado al final de la era del petróleo barato, un problema que limitará cada vez más nuestra capacidad para funcionar en sociedad de la manera en que estamos acostumbrados.

La energía: opciones alternativas

¿Cuáles son las alternativas al petróleo? Se espera que la producción de carbón llegue a su punto máximo para 2025 y con los combustibles fósiles que se utilizan en casi todos los pasos del proceso, la energía nuclear está también restringida a los recursos finitos.

El descubrimiento de las arenas bituminosas y el gas de esquisto ha generado mucha publicidad en el sector energético, pero su extracción es dañina para el medio ambiente. La energía que se obtiene de estos es también insuficiente para satisfacer la creciente demanda, y el suministro de gas natural no durará lo suficiente para satisfacer las crecientes economías de consumo.*

Las energías renovables como la eólica, la solar, la geotérmica, así como la procedente de las olas, parecen ser el camino a seguir. Pero las demandas de una población que pronto llegará a los 9 mil millones de habitantes nos obliga a ampliar de una manera drástica la energía renovable, una tarea que requerirá enormes aportaciones de combustibles fósiles. Simplemente no tenemos tiempo para conseguir un aumento suficiente que cumpla con los niveles industriales actuales de crecimiento.

¿A dónde vamos desde aquí?

Para exponerlo de una forma sencilla: estamos observando el final de un sistema que se ha basado en una idea de crecimiento ilimitado y destrucción ambiental sin restricciones.

Aunque no es el fin del mundo, a menos que continuemos con nuestra proyección actual, ahora tenemos la oportunidad de adquirir una nueva perspectiva. Podemos considerar estos cambios como una oportunidad para renovar nuestra forma de vida: por salud, felicidad y sostenibilidad. Para hacer esto, necesitamos visualizar esta crisis actual como la red interconectada que es: un sistema no funciona de forma aislada.

En la segunda parte del conjunto de habilidades relacionadas con la energía, profundizaremos en la comprensión de los sumideros y fuentes de carbono.