Introducción al módulo 1

“La competencia es la píldora de la esclavitud recubierta de azúcar” – Michael Tellinger, The Ubuntu Party.

En el módulo 1 de este programa se le presentarán nueve desafíos potencialmente catalíticos a los que se enfrenta la humanidad. Trabajando a través de cada uno de ellos, obtendrá una mayor comprensión de los sistemas que dan forma a su identidad, y podrá ir más allá de ellos con el fin de crear un futuro más sostenible, tanto para usted como para el resto del mundo.

En particular, las habilidades básicas de este módulo son el desarrollo de un entendimiento de:

  1. El cambio climático
  2. La energía
  3. La producción de alimentos
  4. La inestabilidad económica
  5. El crecimiento poblacional
  6. La sostenibilidad y el crecimiento económico
  7. Puntos de inflexión
  8. Límites al crecimiento
  9. El antropoceno

Cómo se interrelacionan

Al desplazarse a través de estas habilidades, es importante recordar que si bien, estos desafíos se tratan generalmente de forma independiente, también deben estar intrínsecamente vinculados. Intentar arreglarlos con uno o dos sistemas de manera aislada no necesariamente respaldará una visión más amplia.

Si bien cada uno de estos problemas representa una amenaza importante para nuestra forma de vida y, en algunos casos, para nuestra supervivencia, juntos también nos ofrecen la oportunidad única de diseñar soluciones más sostenibles para las futuras generaciones.

La competencia genera escasez, control y conflicto. En el corazón de esta filosofía se encuentra el sistema privado de la banca central, que controla a los gobiernos a través de la esclavitud de la deuda.

La deuda, junto con nuestra sensación de desconexión, nos ha llevado a creer que estamos separados de la naturaleza, y que esta es algo que debemos explotar por dinero.

El peso de este sistema se ha vuelto insoportable, ya que el extractivismo explota la naturaleza para obtener ganancias económicas. Hemos desenterrado miles de millones de años de luz solar, liberando demasiado dióxido de carbono a la atmósfera mediante la quema de combustibles fósiles, destruyendo así el intrincado diseño de la naturaleza.

Hemos talado bosques, arrasado los océanos y destruido ecosistemas que fueron una vez abundantes en nombre de las ganancias y el ‘progreso’. Sin embargo, ¿qué tipo de progreso da como resultado guerras, desertificación, pobreza y cambio climático?

Recientes datos que desafían los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas socavan la suposición de que el crecimiento económico exponencial beneficia a la sociedad La economía del goteo no ha dado como resultado que menos gente viva en la pobreza extrema (lo cual se considera menos de 5 dólares al día).

En cambio, el complejo militar industrial desempeña su papel sirviendo a la élite global que usa el sistema bancario para controlar a los gobiernos en nombre de la ‘democracia’. Los gobiernos, con sus bancos centrales, a su vez controlan a la gente a través de la deuda, el miedo y la manipulación.

Los países desarrollados usan la democracia para invadir a otros países ricos en recursos naturales, explotándolos y dejándolos en deuda monetaria y ambiental. Se trata de un sistema de explotación extrema conocido como neoliberalismo.

¿No están los gobiernos para servir a la gente?

Por el contrario, tenemos un sistema que le dice a la gente lo que tiene qué hacer, cuándo hacerlo, y cómo vivir

Pague sus impuestos o irá a la cárcel. Apruebe las pruebas estandarizadas o no conseguirá un trabajo Pague las facturas o le cortamos la luz. La máquina de marketing masivo de la agitación social trata las cuestiones en términos absolutos. Y lo absoluto es peligroso, lleva a la revolución.

La competencia se basa en la escasez y llega a la manipulación y al control a través del miedo Las historias que nos han contado desde la creación de nuestro sistema monetario basado en la deuda por parte de la élite bancaria mundial son esencialmente eso, solo ‘historias’. Estas historias se han convertido en nuestra visión del mundo, son parte de nuestra identidad.

Sin embargo, los jóvenes están cada vez más inquietos. Tenemos que trabajar más por menos. Las subidas en alimentación, energía y agua hacen que estemos luchando constantemente a expensas de nuestra salud y del medio ambiente del que dependemos.

¿Con cuánta más contaminación, residuos y productos químicos tóxicos podremos? Considerando que ya estamos empezando a ver los efectos dañinos del cambio climático, es hora de que nos preguntemos acerca de los paradigmas sistemáticos que controlan la sociedad.

Cambiemos hipotéticamente el guión. Cambiemos hipotéticamente el guión. ¿Qué tal si empezáramos a trabajar juntos por una sociedad más sostenible?

Desarrollo de la conciencia

El punto de partida es la autoconciencia. Si nuestras identidades están intrínsecamente ligadas al dinero, energía, medios de comunicación, cultura, democracia y capitalismo, entonces debemos dar un paso atrás y preguntarnos si estos enfoques sirven no solo a quienes somos, sino a quienes somos en relación con otros y el mundo que habitamos.

Al cuestionar los enfoques sistémicos que forman parte de nuestra identidad, podemos crear una comprensión coherente de quiénes somos y cómo queremos vivir.

Tener más perspectiva es doloroso. Pero cómo respondemos a este dolor determinará el futuro que queremos crear. Si nos permitimos sentir nuestra tristeza o enojo mientras aprendemos a trabajar juntos integrando nuestra diversidad, podremos crear abundancia.

Al desafiar los supuestos de la economía de crecimiento industrial global, podemos trascenderlo y comenzar a innovar para conseguir un futuro más igualitario y sostenible.

Esta es la nueva ola de conciencia que atrae la conexión, uniendo los puntos, construyendo un nuevo futuro de sostenibilidad para todos los habitantes del planeta tierra. ¿Qué camino va a elegir?

Para hacer la transición hacia un futuro sostenible, primero debemos comprender qué es lo que da forma a nuestro comportamiento a nivel sistemático. A medida que trabaje este módulo, obtendrá un mayor entendimiento de los sistemas insostenibles que más perjudican a la sociedad y al medio ambiente, así como ir más allá de ellos.