Identidad y sostenibilidad

La siguiente actividad para la sostenibilidad social es aprender a trazar el vínculo entre su identidad personal y el enfoque de la sostenibilidad. Esto le dará una idea más clara de cómo involucrarse con el tema de la sostenibilidad. Las áreas claves que aprenderá incluyen:

  • Enfoques ideológicos
  • Cómo acceder a lo personal
  • Contexto
  • Cómo gestionar el cambio rápido
  • Cambiar de la jerarquía a la holocracia
  • Sintonizar con las realidades sistémicas

¿Cuál es el vínculo ente la sostenibilidad y el desarrollo personal?

Nuestras identidades están intrínsecamente ligadas a sistemas como el dinero, la energía y la educación. Los enfoques sistémicos forman parte de nuestra cosmovisión: influyen en nuestros pensamientos, dirigen nuestros comportamientos y dan forma a nuestras identidades.

A medida que somos conscientes de lo que impulsa nuestro comportamiento, entendemos lo que nos afecta. El comportamiento es una mentalidad en acción. Nuestros pensamientos no solo determinan cómo percibimos, sino también cómo nos relacionamos con los demás y con el mundo que nos rodea.

Enfoques ideológicos

¿Qué partes de su identidad ha creado y qué partes han sido formadas por el dinero o el sistema educativo? A medida que descubrimos la mecánica de la identidad, comenzamos a ver un enfoque más amplio.

Entender los sistemas nos da claridad sobre quiénes somos y por qué estamos aquí. Si estamos encerrados en enfoques dominantes, inevitablemente lucharemos por adoptar otras perspectivas, y tal vez más útiles.

Al conectar la identidad con los enfoques sistémicos, accedemos a puntos de vista más amplios y más holísticos. Sin embargo, las perspectivas útiles aún deben integrarse con habilidades relevantes. La conciencia no integrada da como resultado un comportamiento que no comunica valores superiores.

Con el fin de innovar para que podamos crear sistemas sostenibles, necesitamos una comprensión coherente de quiénes somos en relación con el contexto. Antes de poder hacer esto, sin embargo, debemos entender y responder a los siguientes constructos.

Acceda a lo personal

No es necesario que haya dominado todos los niveles antes de trabajar en desafíos u oportunidades sistémicas.

Una comprensión básica de la personalidad, por ejemplo, cómo curar la sombra y cómo dominar los pensamientos y sentimientos, es un buen punto de comienzo. A medida que surgen nuevos sentimientos, conflictos y oportunidades, podemos poner a prueba nuestra capacidad para controlar la presión o resolver conflictos.

La capacidad de mantener múltiples perspectivas de forma simultánea determina lo receptivos que somos a los bucles de retroalimentación.

La sostenibilidad nos ofrece la oportunidad de ser más socialmente responsables. En sostenibilidad, lo que me afecta a mí, también podría, de forma inadvertida, afectarle a usted.

El contexto

Debido al cambio climático, el pico del petróleo y la creciente deuda y desigualdad, se requieren sistemas más sostenibles.

La sostenibilidad, la innovación y el desarrollo personal no son constructos separados. Aunque podríamos trabajar en ellos por separado, debemos integrarlos como un solo significado para crear una perspectiva más holística.

El cambio está ocurriendo rápidamente en múltiples niveles.

Ya no es suficiente decir que necesitamos transformar la educación de las pruebas estandarizadas al aprendizaje basado en proyectos. Todavía tenemos que desarrollar nuevas habilidades y formas más rápidas de aprender. En la nueva economía basada en el conocimiento, esto requiere conocerse mejor: sus habilidades, talentos, pasiones y visión.

La clave es interpretar la economía de la información y alinearla con lo que queremos que sea el futuro. Las estructuras tradicionales de la era industrial son demasiado torpes y lentas para innovar sistemáticamente para el tipo de sostenibilidad que se necesita hoy en día y en el futuro.

Cambiar de la jerarquía a la holocracia

La mayoría de las empresas de la era industrial usan jerarquías verticalistas para controlar y administrar a las personas. Las corporaciones generalmente intentan ejercer un control máximo sobre las personas al permitir la menor cantidad de autonomía.

Por el contrario, una holocracia adopta una estructura plana, prefiriendo una forma de gobierno circular que permita la máxima autonomía, maestría y propósito. Se anima a las personas a desarrollar sus habilidades y talentos, al mismo tiempo que trabajan en equipos para hacer circular las ideas, de tal forma que la empresa pueda innovar más rápido.

De forma invariable, las compañías que usan una estructura de holocracia tendrán un mejor rendimiento a largo plazo, en comparación con las empresas que gestionan a las personas de una forma jerárquica.

Conciencia: sintonizar con las realidades sistémicas

A nivel mundial, las sostenibilidad requiere que cambiemos los sistemas para que sean más sensibles a los circuitos de retroalimentación medioambiental y social.

Teniendo en cuenta que son 8 mil millones de personas (se proyecta que serán 11 mil millones para 2020) los que viven más allá de los límites de la Tierra, se nos exige innovar más rápido para diseñar sistemas que superen ciertos desafíos como la sostenibilidad.

A medida que comprenda lo que impulsa su comportamiento, será consciente de cómo los enfoques sociales y sistémicos influyen en su comportamiento. Ser capaz de cambiar su perspectiva entre los enfoques sistémicos requiere conocimiento, habilidad y práctica.