Combatir el cambio climático

En esta actividad, desglosaremos siete formas concretas de combatir el cambio climático. En su libro ‘Reason in a Dark Time’ (La razón en un tiempo oscuro), Dale Jamieson destaca los graves peligros del cambio climático y el por qué, hasta ahora, no hemos podido hacer nada al respecto.

Hacia el final del libro, el autor explica 7 formas de combatir el cambio climático. Con todas sus no linealidades, el cambio climático representa una amenaza en una escala que todavía no hemos comprendido. Necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir. Ahora es el momento de implementar tales políticas.

Integrar la adaptación con el desarrollo

Los países en vías de desarrollo han hecho lo mínimo para causar el cambio climático, sin embargo, serán los más afectados. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio se centraron en la eliminación de la pobreza, pero no lograron vincular las necesidades de los países en desarrollo con el cambio climático.

Mientras tanto, los países desarrollados no han utilizado la crisis climática como un medio para abordar la desigualdad. Ninguna política de mitigación climática está completa sin dirigirse también a los países en vías de desarrollo de América del Sur, África y Asia.

Conservar, regenerar, cultivar sumideros de carbono y valorar el medioambiente

Aproximadamente el 33% de las emisiones de carbono provienen del uso deficiente de la tierra, como la deforestación. Nuestro modelo industrial de crecimiento a corto plazo permite a los gobiernos y a las empresas reducir el tamaño de las selvas tropicales con fines lucrativos, y cuyos costes se externalizan para que las futuras generaciones tengan que soportarlos.

Se deben mantener políticas estrictas para preservar la selva amazónica, que no solo actúa como un gran sumidero de carbono, sino que también alberga el lugar más biodiverso del planeta, incluidas especies en peligro de extinción y el valioso conocimiento indígena.

Usar la contabilidad de costes totales para el ciclo de vida de una unidad de energía

La contabilidad de costes totales debe abarcar todo el ciclo de producción y consumo de una unidad de energía. Esto incluye la extracción de materias primas, el procesamiento, la fabricación y el transporte, así como la eliminación y el reciclaje de residuos. Hasta ahora, las corporaciones lo han tenido demasiado fácil a la hora de eludir la contabilidad de costes completos porque las nociones han sido demasiado vagas. Por lo tanto, los reguladores deben exigir a las empresas que se hagan cargo de la ecuación contable de los costes totales a lo largo del ciclo de vida de la energía.

Aumentar los costes de emisión de gases de efecto invernadero (GEI) a un nivel que refleje su coste.

Hay dos formas de hacer esto:

  • Cap-and-trade: estableciendo un tope a las emisiones y permitiendo a las empresas obtener autorizaciones para su comercio en el mercado.
  • Impuestos sobre el carbono: fijación del precio de las emisiones de carbono, que luego los gobiernos capturan y reutilizan para proyectos ‘ecológicos’ o de energía renovable

Hay muchas luchas internas entre los defensores de ambos grupos, argumentando que su método es el mejor. Esto, sin embargo, representa una escasa diferencia en la lucha contra el cambio climático. Lo que sería más efectivo en cambio es una combinación de las dos políticas.

Adopción y difusión de tecnología

En la actualidad, existe una brecha demasiado grande entre las medidas efectivas de investigación y desarrollo (I + D) y la adopción cuando se trata de tecnologías que pueden usarse para mitigar el cambio climático. Por ejemplo, el primer automóvil híbrido se inventó en 1901, ¿qué ha sucedido desde entonces?

Debemos usar leyes ambientales efectivas para mantener la difusión tecnológica y la adopción a costes relativamente bajos, como para automóviles y edificios, si queremos tener una oportunidad realista contra el cambio climático.

Aumentar la investigación

Generalmente, los gobiernos dedican escasas inversiones para la investigación en lo que respecta al cambio climático. Esto tiene que cambiar, particularmente, en dos áreas:

  • Producción de energía libre de carbono, como en forma de energía renovable
  • Tecnologías de captura de carbono, que eliminan el carbono de la atmósfera y lo retienen en la Tierra

Aunque la energía renovable, especialmente en forma de energía solar fotovoltaica y eólica, se está abaratando a medida que la tecnología y la producción de energía de estas fuentes se vuelven más eficientes, el cambio no es lo suficientemente rápido. Necesitamos un cambio rápido a las energías renovables si vamos a limitar el calentamiento al punto de referencia de dos grados establecido por el IPCC en París en diciembre de 2015.

El papel de la humanidad en el Antropoceno

Ahora que la humanidad es la fuerza vital dominante en el planeta, debemos preguntarnos cómo renovar nuestra relación con el mundo natural del que dependemos intrínsecamente. No podemos sobrevivir sin agua limpia, aire puro o suelo saludable.

Necesitamos pensar cuidadosamente en términos de crecimiento poblacional y los niveles de consumo y desperdicio integrados en nuestro sistema económico como una clave para la transición hacia una comprensión holística de nuestra relación con la Tierra.

Además de estas 7 prioridades, Jamieson describe tres principios sobre cómo deben aplicarse:

Competencia sana

Los proyectos, los inversores y los gobiernos deberían abogar por la validez de sus soluciones para resolver el cambio climático. Cuando se trata del cambio climático, hay un espectro completo de ideas de mejor a peor para que podamos discernir.

Vincular las políticas de cambio climático con otras políticas

El cambio climático debe ser sobre conectar los puntos. El Protocolo de Montreal legisló efectivamente contra los clorofluorocarbonos (CFC) que a su vez tuvo un mayor impacto en el calentamiento global que el Protocolo de Kioto.

Del mismo modo, debemos adoptar políticas de cambio climático que también se centren en cuestiones de derechos humanos. Normalmente, los grupos más pobres y marginados son los más afectados por el cambio climático. Otras áreas en las que se debe enfocar incluyen la inmigración y el flujo de recursos.

Haz el bien

En lugar de perder el tiempo argumentando qué políticas son correctas o incorrectas, debemos centrarnos en hacer el bien y en marcar la diferencia. Necesitamos tomar medidas urgentes para mitigar el cambio climático.